Recibí anoche la visita de una amiga muy querida. Me alegró mucho verla. Y me trajo fruta fresca. Mientras estuvo en casa, se percató de un disco en particular: Black Power... Bueno, en realidad son dos; pero eligió uno al hazard, lo puso y... cómo lo podría explicar: Fue como una cuchillada de recuerdos al rojo vivo... Un dolorosísimo revival... Y al llegar a la 5a canción, dos artistas estadounidenses que hicieron un dueto de pura maravilla hace unos años: "Always on time". Desde las primeras notas, me sentí perdida... se me puso la piel de gallina cuando me vi en los brazos de mi amado, contoneándome al ritmo de esta canción en particular y de todas ellas en general. algunas más que otras, pero bueno, a lo que voy.

Completamente perdida, tuve que salir de allí. Bueno, respirar un poco. Los ojos llenos de lágrimas, me escapé para llorar un poco. Soltar un poco de presión... Estoy muy tensa. Muy estresada. Muy cansada. Muy necesitada. ¿Por qué sufres tanto... por qué sufro tanto, por qué? No lo entiendo. No me entiendo. Y tampoco voy a preocuparme por algo fuera de mi control. Algunos gustan de decir de mí cuando intentan describirme que vivo en "mi mundo de luz y color". La verdad es que sí. Y alabado sea el cielo por ello. Sino, no sé muy bien qué sería de mí. Y para escapar de mi realidad, me refugio en mi escritura, mis artículos, libros, literatura, idiomas, etc, etc...

Y por todos vosotros, queridos saldonautas, Felices Fiestas.

Les dedico el siguiente cuento erótico: All I Want for Christmas is You.

Marlo.


cuadro cuba2